Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aceptar

Cesta de la compra

 

Tu cesta esta vacía.

Busca en nuestra tienda por...
Busca recambios para tu coche:
Busca recambios para tu coche:
Estos son tus coches:
Busca una referencia concreta:
Busca una referencia concreta:
Estás en: Inicio Tienda Promociones Pastillas de freno de coche para todas las marcas de automóvil con descuento hasta

Pastillas de freno de coche para todas las marcas de automóvil con descuento hasta -65%

Encuentra las pastillas de freno que tu coche necesita

Si lo deseas puedes acceder a nuestro buscador de pastillas de freno MARCA BLANCA con un 65% de descuento

 

Pastillas de freno

Las pastillas están diseñadas para producir una alta fricción con el disco. Deben ser reemplazadas regularmente, y muchas están equipadas con un sensor que alerta al conductor cuando es necesario hacerlo. Algunas tienen una pieza de metal que provoca que suene un chillido cuando están a punto de gastarse, mientras que otras llevan un material que cierra un circuito eléctrico que hace que se ilumine un testigo en el cuadro del conductor.

En Recambios Viaweb disponemos de pastillas de freno, y de otros muchos recambios y accesorios para todas las marcas de coche.

CÓMO CAMBIAR PASTILLAS DE FRENO 

Aquí os enseñamos a cambiar pastillas de freno y zapatas de freno. Es un trabajo bastante sencillo de realizar, con algunos detalles que hay que tener en cuenta, pero, insisto, bastante sencillo. El tema de las zapatas de freno es algo más complejo y normalmente deciros que suelen estar en el eje trasero.

Lo primero que hay que hacer es pedir el juego de pastillas que nos hacen falta, delanteras o traseras, también fijarnos si hace falta sustituir los discos de freno, para pedir el kit discos y pastillas que suele ser mas económico. A la hora de hacer el pedido es mejor hacerlo con la documentación en la mano, para el tema del modelo de coche así como año de matriculación y más cosas. Hay modelos en los que se pueden montar distintas marcas de pinzas de freno, por lo que es conveniente mirar las marca: frenos brembo, frenos ferodo… También medir el diámetro del disco. En algunos casos también nos pregunta el ancho del disco y si es ventilado o no. La ventilación se denomina a unas ranuras que tiene el disco en su espesor, cuya función es disipar de una manera más fácil el calor que se genera al frenar. Con el tema de las zapatas también es mejor medir el ancho de las zapatas. También medir el diámetro interior del tambor. En el caso que veamos que tenga un desgaste el tambor se recomienda el cambio de este elemento al igual que un disco de freno. Con todos estos datos en la mano podemos realizar el pedido.

Hay en algunos modelos de audi en los que el sistema de frenos es eléctrico por lo que hay que llevar obligatoriamente el coche a un taller que este equipado con la maquina adecuada para el sistema de sustitución del sistema de frenado.

Una vez tenemos el pedido en la mano viene la hora de tomar la decisión de cambiar nosotros las piezas o delegar el trabajo en un taller mecánico, en la página hay un listados de talleres mecánicos en todas las provincias. Si decidimos sustituir nosotros las piezas, pues manos a la obra. Lo primero es equiparnos con ropa que no nos importe ensuciar, así como el calzado. El siguiente paso es subir el coche al elevador, pero como la mayoría no disponéis de uno, es situar en automóvil en un lugar llano. A continuación tirar el freno de mano. Soltar un poco los tornillos de la rueda que vamos a retirar. Con ayuda de un gato, elevar el coche hasta que la rueda se quede al aire. Poner el gato en el nervio de la parte baja del coche que suele tener una flecha y, si no la tiene, suele tener una zona más fuerte que lo demás. Una vez tengamos el coche arriba, poner un trípode en el nervio o algún calce de seguridad por si se escapa el gato que no caiga el coche al suelo. Con el coche asegurado quitamos todos los tornillos de la rueda. Sacamos la rueda y la apartamos para acceder al sistema de frenado. Mediante una palanquilla de dos milímetros de espesor o un destornillador plano, insertarlo entre la pastilla de freno y el disco y hacer palanca con la finalidad de que los pistones de freno se recojan. Esta labor se hace para que las pastillas nuevas, al ser más gruesas entren en las pinzas de freno. Hacer este trabajo en ambos lados del disco. Una vez recogido el pistón o pistones, según los diferentes tipos de pinzas de freno. Existen unas que se desmonta parte de la pinza para cambiar las pastillas con tornillo, otras mediante un pasador y unas sujeciones y otras que hace falta un recogedor de pistones especial. Para que lo entendáis, vamos a separar por modelos:

Modelo de la sujeción de pinza mediante tornillos. Soltar los tornillos y separar la pinza entera o parte de la pinza desmontada. Fijarnos bien porque la mayoría de las pastillas tienen un cable, que suele ser para el aviso en salpicadero de que tenemos gastados los frenos. En ese caso soltar el cable que une la pastilla al coche y sacar la pastilla una a una. Sacar una y sustituirla por la nueva de igual modelo, a continuación sacar la otra y sustituirla por su gemela nueva. Digo esto porque la pastilla tiene una ranura en medio y una pastilla la lleva la ranura mas arriba y otra mas abajo y es importante porque si es así una con la otra no suele coincidir las ranuras la una con la otra. Pero eso no suele ser en todo los modelos. Una vez montadas las pastillas colocar la pinza entera o la parte de la pinza desmontada encima. Normalmente suele traer las pastillas nuevas un juego de tornillos nuevos. Si es así colocar los tornillos nuevos y sino los que habíamos retirado. Conectar el cable del chivato donde hemos desconectado el de las viejas pastillas. Apretar los tornillos y listo.

Modelo de las pastillas con pasador. Quitar el pasador y apalancado con la mano o sino con palanquilla o destornillador las pastillas, quitar la sujeción. Fijarnos bien porque la mayoría de las pastillas tienen un cable, que suele ser para el aviso en salpicadero de que tenemos gastados los frenos. En ese caso soltar el cable que une la pastilla al coche y sacar la pastilla una a una. Sacar una y sustituirla por la nueva de igual modelo, a continuación sacar la otra y sustituirla por su gemela nueva. Digo esto porque la pastilla tiene una ranura en medio y una pastilla la lleva la ranura mas arriba y otra mas abajo y es importante porque si es así una con la otra no suele coincidir las ranuras la una con la otra. Pero eso no suele ser en todo los modelos. Empujar las pastillas contra la sujeción e introducir la sujeción donde la habíamos sacado antes. Poner el pasador para que no se salga la sujeción. Conectar el cable del chivato donde hemos desconectado el de las viejas pastillas. Apretar los tornillos y listo.

Modelo de pastillas que hace falta recogedor de pistón especial. En este caso tendremos que llevar el vehiculo a un taller mecánico.

Una vez cambiadas las pastillas colocar la rueda. Poner los cuatro tornillos y apretarlos un poco. A continuación quitar el trípode o sujeción que habíamos colocado y bajar el gato hasta que situar el coche en el suelo. Una vez el coche en el suelo apretar la rueda con mas fuerza, ya que si lo hacemos arriba el coche puede caerse del gato. Llegados a este punto hacemos lo mismo en cuantas ruedas sea necesario. Si vamos a cambiar las del eje trasero soltar antes el freno de mano.

Una vez cambiadas todas las pastillas que teníamos desgastadas, montarnos en el coche. Arrancar el coche y pisar el freno varias veces. Al principio el pedal se ira hasta el fondo pero en las siguientes pisadas ya agarrara mas. Eso es hasta que los pistones arriman las pastillas hasta el disco de freno. En este punto paramos el coche. Abrimos el capot del coche y comprobamos el nivel del liquido de frenos para ver a que altura esta. Si esta bajo, rellenar el bote hasta su nivel. Cerrar el tapón y bajar el capot.

Es recomendable el cambio de todo el líquido de frenos de todo el circuito cada 50.000 kilómetros o cada cuatro o cinco años ya que esta sustancia pierde sus cualidades y no funciona de manera tan eficaz.

Una cosa importante es que con las pastillas nuevas el coche frenará menos al principio y hay que hacer un uso mas moderado de los frenos e intentar no calentarlo mucho cuando hemos hecho el cambio. Después se le puede dar un uso normal.

Llegados a este punto, el coche esta listo para su uso habitual. 


Volver Tienda Recambios